jueves, 15 de agosto de 2013

Toti Martínez de Lezea



Toti Martínez de Lezea (1949, Vitoria-Gasteiz), ha sido traducida al euskera, francés, alemán y portugués. Habitualmente colabora con diferentes medios de comunicación escritos y da charlas en Universidades, asociaciones culturales y centros educativos.

En 1978 fundó el grupo de teatro Kukubiltxo en compañía de su marido y ambos colaboran en él durante cinco años. En 1998 publicó su primera novela La Calle de la Judería, que narra la vida de una familia judeoconversa de Vitoria en el siglo XV. Le siguieron Las Torres de Sancho, basada en la época de Sancho III el Mayor de Navarra en el siglo XI. 

Después nosotros recogemos solo los títulos de novela histórica: La Herbolera (2001), documentada en la caza de brujas de Durango, Vizcaya, en el año 1500. Señor de la Guerra (2001), ambientada en la lucha de bandos en el País Vasco y la quema de Arrasate-Mondragón en 1448. La Abadesa (2002), que narra la vida de una hija ilegítima de Fernando el Católico con una mujer de Bilbao. El mensajero del rey (2002), sobre el viaje a Marruecos del rey Sancho VII el Fuerte de Navarra en el año 1199. Los hijos de Ogaiz (2002), una novela ambientada en el siglo XIV en Estella, la época de la peste negra. La voz de Lug (2003), novela ubicada en la época de las guerras astur-cántabras en el siglo I a.C. La Comunera (2003), novela ambientada durante la guerra de las Comunidades de Castilla en la primera mita del siglo XVI. El verdugo de Dios (2004), historia que transcurre en el camino de Santiago. A la sombra del templo (2005), historia que transcurre en Vitoria-Gasteiz en el año 1522 cuando Adriano de Utrecht fue nombrado Papa hallándose en esta ciudad. La brecha (2006), novela ambientada en la quema de Donostia-San Sebastián por las tropas aliadas inglesas y portuguesas en 1813. El Jardín de la Oca (2007), historia ambientada en el siglo XIII en el Camino de Santiago. La flor de la Argoma (2008), cuya historia está ambientada en Oñate a mediados del siglo XIX, durante la 3ª guerra carlista.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada